19/06/2024
Locales

LUEGO DE 6 HORAS DE CIRUGÍA EL EQUIPO DE CIRUJANOS DEL SANATORIO PARQUE LE DEVOLVIÓ EL BRAZO A UN JOVEN DE 24 AÑOS

Lucas Manuel Villalba comienza a recuperarse de una exitosa cirugía que le devolvió el brazo.
Son todavía movimientos muy tenues pero una sonrisa le ilumina la cara. Hace dos semanas, Lucas estuvo convencido de que perdería el brazo luego de un accidente de trabajo y ahora cada pequeño paso lo vive como un gran logro.

El 9 de abril el joven de 24 años, sufrió un accidente laboral en el que su brazo derecho quedó atrapado entre un autoelevador y una viga. Salvo por un trozo de piel y algunas fibras de un nervio, quedó separado del resto de su cuerpo. Tras la amputación el equipo médico interdisciplinario del Sanatorio Parque S.A logró lo impensando, reimplantarle el miembro.

El equipo quirúrgico conformado por los traumatólogos cirujanos Lucas Herrera, Juan Manuel Herrera y José Penna; los cirujanos vasculares, Álvaro Fernández y Walter Virgillito, más un equipo interdisciplinario actuaron con la mayor velocidad para que la cirugía fuera un éxito.
El logro de la intervención, de todas formas, radica también en otros factores que son externos al servicio. Uno de ellos es la rapidez en la intervención, pues «el tiempo corre en contra». La empresa para la que Lucas trabaja se comunicó inmediatamente con la ART y ésta dio aviso de inmediato al Sanatorio para que se alertara a los equipos de la llegada del paciente, mientras tanto se realizó la correcta compresión para evitar una hemorragia.
Al llegar al quirófano el paciente fue estabilizado, y se procedió a realizar una limpieza profunda de la zona para evitar infecciones posteriores.
Una vez reconstruido el hueso, había que lograr un by pass para reconectar la arteria. Para ello, se realizó una cirugía en la pierna derecha y se tomó un trozo de la vena safena interna, (que es un vaso grande y superficial; entonces, cuando el húmero estuvo listo en su lugar, se procedió a hacer un injerto que permitió restablecer el flujo de sangre por la arteria”.
También en este caso, la intervención fue muy ágil. Pasada esta etapa, se procedió a la reconstrucción de musculatura (tendones y nervios) fundamental para la movilidad de las articulaciones.
Una vez finalizada la cirugía Lucas fue trasladado a terapia intensiva para continuar su recuperación. Con el paso de los días su evolución fue cada vez mejor y hoy se encuentra recuperándose en una habitación del Sanatorio.
Ahora se sumó para su recuperación una infectóloga, una kinesióloga y un psicólogo para que al abordaje de este paciente sea completo y amplio ya que el shock fue demasiado fuerte, finalizó el doctor Herrera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *