19/06/2024
Nacionales

El Gobierno pagará hoy el vencimiento completo al FMI y negocia para cerrar la letra chica del acuerdo

El Ministerio de Economía saldará los USD 2.700 millones con un mecanismo que incluirá Derechos Especiales de Giro (DEG), la moneda del Fondo y yuanes

 Massa había asegurado el martes que la definición tendría lugar “en las próximas horas” y la ingeniería para el pago completo del vencimiento que operará hoy parecen indicios de que faltan pocos metros para la línea de llegada.

El Palacio de Hacienda decidió elaborar un mecanismo ad hoc para cumplir con el pago del vencimiento de USD 2700 millones que tenían fecha de cancelación la semana pasada, que fue postergado hasta el último día de junio en consenso y que, hasta último momento, se especuló con que podría ser parcial con los Derechos Especiales de Giro (DEG) remanentes en las arcas del Banco Central.

Finalmente, y sobre la hora, se definió que habrá un pago al límite de la fecha habilitada, en un combo que incluirá DEGs y otra parte en yuanes. La lógica es que el Fondo Monetario reciba esos yuanes como parte de pago y los coloque en algún país miembro -a cambio de DEGs- que esté interesado en tener yuanes. Por supuesto, el principal candidato es China. Según expertos, es una alternativa de pago permitida.

“Usual seguro que no es. Tal vez haya algún precedente de pagos en renminbí pero yo no los conozco. Si bien la deuda está en DEGs, se puede pagar en cualquier moneda de la canasta (o en DEGs)”, indicó el ex director argentino ante el organismo Héctor Torres.

Los Derechos Especiales de Giro, de hecho está compuesto por un conjunto de monedas: el dólar estadounidense, el euro, el renminbí, el yen japonés y la libra esterlina. Otro ex negociador argentino ante el Fondo Monetario coincidió. “El FMI puede recibir cualquier moneda que ellos estimen convertible y que sea de un país miembro”, explicó.

La consultora Aurum Valores puso en números la cuestión del uso del swap chino para el pago al organismo. “Hoy el Gobierno anunció que los pagos de junio al FMI los ejecutaría con DEGs (USD 1.600 millones) y un restante en yuanes. Del swap con China tiene activado y aún sin ejecutar unos USD 3.000 millones, de los cuales quedarán poco menos de USD 2.000 millones luego de la utilización de parte de estos para compensar el pago al Fondo”, estimaron.

El fundamento detrás de la chance, anticipada hace tres semanas desde el Ministerio de Economía, de hacer un pago parcial, era que una decisión de esa naturaleza en medio de la negociación podía actuar como “gesto” mientras continuaba el toma y daca técnico, cuya resolución fue más extensa de lo que adelantaban desde el Palacio de Hacienda hasta hace pocas semanas. Finalmente ese gesto no fue suficiente y se decidió realizar el pago completo.

La marcha de la negociación, según dejaron saber altos funcionarios ante micrófonos y lejos de ellos, es que está en su etapa final, que es cuando se elabora la presentación, la comunicación y el formato final del acuerdo a nivel staff. Ya había sucedido, en la última revisión trimestral de marzo, que el wording de los documentos que acompañaron al apretón de manos con el equipo técnico del Fondo requirieron su propia negociación.

“Estamos terminando de saldar el semestre, o los dos trimestres, con el Fondo, dejé al equipo trabajando. En las próximas horas se va a conocer públicamente cómo es el programa para los próximos seis meses”, dijo Massa el martes de esta semana ante los empresarios de la Cámara Argentina de la Construcción (Camarco).

“Tengo que tratar de ser aséptico en la mirada de este tema para que lo electoral no empañe la estabilización de las cuentas de la economía argentina, que juegan un papel importante y obviamente del flujo de bienes intermedios que necesitamos para llevar adelante obras”, señaló el ministro.

El secretario de Desarrollo Productivo e Industria José Ignacio de Mendiguren dijo, por su parte, que el entendimiento con el Fondo implicaría “adelantar fondos que se iban a asignar de acá a fin de año, postergar o renegociar los vencimientos que se producían ahora en el corto plazo, es decir, poder adaptar a las posibilidades de la Argentina los compromisos con el Fondo”.

“Sabemos que cuando se contrajo esta deuda, que hoy nosotros tenemos que afrontar, se hizo con bastante liviandad porque no había nada que pudiera indicar con seriedad que la Argentina pudiera estar pagando en el año 2021 USD 20.000 millones y en el año 2022 otros tantos. Así que esto se sabía que iba a ser así”, dijo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *